Saltar al contenido

Precontrato de trabajo: Objetivo y características

En diversas situaciones, cuando se quiere comenzar una relación laboral en alguna empresa se puede hacer uso de un precontrato de trabajo. Este se convierte en una parte importante de la contratación, ya que establecerá las condiciones y acuerdos entre el empleador y el futuro empleado.

Si deseas conocer un poco más sobre este tipo de documentos, su utilidad y las condiciones a las que está sujeto, te invitamos a leer nuestro post. donde podrás encontrar todas las respuestas a tus interrogantes.

1. ¿Qué es un precontrato de trabajo?

El precontrato es un documento que acredita un acuerdo entre la empresa y un trabajador. Este puede llevar la firma de ambas partes para darle mayor credibilidad, además, sirve de base para el futuro contrato laboral.

Visto de manera general, un precontrato no es un contrato de trabajo legal, pero sí es un compromiso que no se debe incumplir. Por ello, es un documento que acarrea responsabilidades, tanto para el empleado como para la empresa.

Asimismo, como no es un contrato laboral, no genera derechos al salario o al cómputo de antigüedad.

Elementos y características del Precontrato de Trabajo.

2. Entonces, ¿Cuál es el objetivo del precontrato de trabajo?

Al firmar el precontrato, la empresa y el trabajador aseguran sus intereses. Por una parte, el trabajador confirma su contratación en el puesto de su preferencia y, por otro lado, la empresa contrata a la persona elegida.

Aunque es un término medianamente conocido, los principales precontratos de trabajo son usados en deportistas o en personal muy específico.

3. Características del precontrato de trabajo

Dada la naturaleza de algunos puestos laborales, es necesario firmar este acuerdo con antelación para confirmar y ofrecer seguridad. Por ende, el precontrato es muy útil, sobre todo cuando hay mucho que perder por las dos partes interesadas. 

Por tal motivo, este documento cuenta con ciertas características que acreditan su legalidad:

  • Tienen carácter obligatorio y su naturaleza es meramente contractual.
  • El contenido de este debe servir como antesala para un contrato futuro.
  • Puede servir de acuerdo cuando ambas partes no quieren o no pueden celebrar un contrato ordinario.
  • Contiene la mayoría de los acuerdos importantes, ya que el próximo contrato definitivo se guiará por este. 

4. ¿Un precontrato de trabajo es lo mismo que una promesa de contratación?

Un precontrato de trabajo puede ser acordado de manera verbal entre dos personas. Sin embargo, se recomienda que este sea redactado y firmado por escrito.

Esto se debe a que un acuerdo verbal o promesa de contratación suele ser difícil de probar o demostrar. Esto puede dar pie a qué una de las partes cambie algo de lo pactado o se retracte.

En consecuencia, aunque exista una promesa de contratación, si no está por escrito no necesariamente se está en obligación de proceder a la contratación. 

Asimismo, tampoco se considera precontrato a las conversaciones previas a la contratación. De hecho, estás pueden tomarse como declaraciones de intenciones, pero no acarrea ninguna obligación.

Entonces, ¿Qué se necesita para que haya un precontrato?

Para que haya un precontrato real, según lo que dijimos anteriormente, es necesario que se vea plasmado por escrito y firmado por las partes interesadas. Incluso, este documento puede llegar a indicar la voluntad plena de firmar un contrato formal en un futuro cercano, bajo las condiciones acordadas en este papel.

5. Precontrato de trabajo: ¿Un contrato de inicio diferido?

Aunque a efectos prácticos sean similares, la realidad es que ambos trámites son distintos entre sí. 

Cómo ya sabemos, un precontrato no es un contrato legalmente, sino un acuerdo previo a este. Dado esto, no podemos confundirlo con uno de inicio diferido.

Este tipo de contrato se caracteriza porque se firma en una fecha para comenzar a trabajar en otra fecha posterior a esta. En este caso si estamos ante una relación laboral legal y sus condiciones, por lo que no cumplir con las obligaciones acordadas traerá como consecuencia acciones judiciales.

Modelo de ejemplo de un precontrato laboral realizado en España.

6. El contenido de un precontrato

Para que un precontrato pueda ser válido, tiene que incluir una serie de datos que son esenciales para la relación laboral. En caso de no presentar esta información, se puede considerar nulo el documento, además de que no se aceptaría el derecho a indemnización.

Los datos que debe tener un precontrato deben ser:

Fecha de incorporación

Es importante que se establezca una fecha acordada para tomar la decisión de firmar un contrato real. Esto servirá de referencia para hacer valer ciertos derechos.

Tipo de contrato

El contrato para elegir por los interesados puede ser por cuenta ajena o una mera relación mercantil. Además, es importante determinar con gran detalle las características del contrato elegido para que no haya dudas. 

Asimismo, el tipo de contrato determinará el tribunal al que se podrá apelar en caso de violación de obligaciones. En el caso de los contratos por cuenta ajena es el juzgado de lo social quien tiene la decisión, mientras que para las relaciones mercantiles es la jurisdicción civil o mercantil.

Condiciones de contrato

Las condiciones contractuales aclaran las obligaciones de cada parte, eliminando la posibilidad de malas interpretaciones. En esta parte se establecen las responsabilidades tanto del empleado como de la empresa, así como las consecuencias de su incumplimiento.

Cláusulas

Estas son todas aquellas anotaciones que hay que hacer constar en caso de que se considere oportuno. Asimismo, las cláusulas pueden variar, indicando así todo lo que se considere relevante.

Documentación de acreditación

Por último, pero no menos importante tenemos toda aquella documentación que pueda acreditar la posibilidad de concretar la relación laboral. Esto incluye licencias, permisos de residencia o una titulación universitaria.

Aquí te dejamos un modelo de precontrato de trabajo emitido por el SEPE.

7. ¿Qué sucede si la empresa no sigue el precontrato de trabajo?

Si bien el precontrato es un compromiso de contratación, puede darse el caso de que la empresa al final no cumpla con lo acordado. Es aquí donde hay que estudiar los eventos que llevaron a la negativa, por ejemplo, una falta de licencia u otra situación derivada del propio trabajador.

Sin embargo, si el incumplimiento es totalmente por parte de la empresa, el trabajador puede reclamar por daños y perjuicios, obteniendo así una indemnización.

Es importante resaltar que no se estaría hablando de un despido propiamente dicho, sino de un incumplimiento contractual. Por lo tanto, no se podrá reclamar salarios dejados de recibir, indemnización por despido o cotizaciones.

¿A quién se reclama por incumplimiento de la empresa? 

Aunque no se ha concretado una relación laboral, el trabajador puede reclamar este incumplimiento ante el juzgado de lo social. Esto se debe a que los precontratos se califican como asuntos laborales, por lo que existe una responsabilidad legal.

¿Cuánto debe pagar la empresa por el incumplimiento de un precontrato de trabajo?

El monto de la indemnización dependerá de cada vaso, ya que no existe una cantidad establecida legalmente para estos casos. Sin embargo, el propio documento puede establecer la indemnización acordada si no se formaliza la contratación.

Si no se fija una cantidad indemnizatoria, dependerá de los daños ocasionados al trabajador por el incumplimiento. Después, si se llega a un juicio, será el juez de lo social el que establezca la suma de la indemnización según sus criterios legales.

8. ¿Qué sucede si el trabajador no cumple con el precontrato de trabajo?

Al contrario de la situación anterior, si el trabajador decide no seguir con lo establecido en el precontrato, la empresa puede también reclamar.

Hay que tener en cuenta que el trabajador pudo haber dimitido debido a una mejor oferta laboral, una subida de salario, cuestiones personales, entre otros. Aun así, la empresa puede llegar a reclamar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por la falta de contratación.

Del mismo modo, la empresa puede dirigirse al juzgado de lo social para probar los daños causados y proseguir con la demanda ante el trabajador.

¿Y si el trabajador que ha formado el precontrato ha decidido no trabajar en la empresa? 

Cómo hemos aprendido, si el trabajador no firma el contrato luego de aceptar el precontrato, puede ser demandado por la empresa. 

Sin embargo, una opción en este caso es que logre romper el contrato durante el periodo de prueba luego de haberlo firmado. Asimismo, puede presentar una baja voluntaria.

9. El después del precontrato de trabajo: el contrato definitivo

Finalmente, una vez que se programe una fecha, se puede proceder a la firma del contrato. En este debe estar todo lo que se acordó en el precontrato, por lo que hay que analizar bien su contenido.

Si llega a haber una diferencia entre ambos documentos, tendrá validez sólo lo que aparezca en el contrato. 

Dado esto, es muy difícil hacer valer lo que se establece en el precontrato por encima del contrato definitivo.

10. ¿Qué tiempo de vigencia tiene el precontrato de trabajo?

Este documento permanecerá vigente el tiempo que ambas partes acuerden. En sí, la mayoría de estos acuerdos tienen un plazo limitado. 

De hecho, este periodo será todo el tiempo necesario para que la persona analice y dé a conocer su respuesta referente a la aceptación de las condiciones.

11. Algunos consejos al momento de realizar un precontrato

Lo primero que tienes que considerar al firmar un precontrato es determinar su importancia para el proceso de contratación. Es decir, debes saber si es realmente necesario la firma de este, ya que este documento obliga a las dos partes una vez que se haga legal.

Seguidamente, debes constatar que todas las condiciones estipuladas sean correctas y justas para que no haya problemas judiciales. Por ello, es importante cuidar el nivel de detalles y no dejar espacios a mal interpretaciones.

Por último, en caso de haber una reclamación, lo recomendable es que no se deje pasar mucho tiempo para declarar. En sí, este tipo de demandas debe llevarse a los tribunales, por lo que suele llevar varios meses en resolverse.

Con todo esto se busca defender los intereses de cada parte y proteger lo que se ha escrito en el acuerdo.

12. La importancia de la precontratación

El precontrato, cómo hemos visto, es una fórmula jurídica cada vez más usada para captar talentos. Por ello, es normal que se busque garantizar el cumplimiento de este para lograr una contratación asertiva.

Además, es una vía para concretar algunos puestos de trabajo al que se le escatima grandes inversiones, por lo tanto, conviene tener garantías previas tanto para el empresario como para el candidato al puesto.

13. Más información

Si deseas aprender más sobre el precontrato de trabajo puedes hacerlo consultando la web oficial del SEPE que habla sobre lo elementos características de un precontrato de trabajo.

14. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *