Saltar al contenido

¿Qué son los trienios y quinquenios? ¿Cómo funcionan?

Algunas empresas, incluyendo la administración pública, hacen uso de complementos salariales para retribuir a sus trabajadores. Dado esto, te explicamos qué son los trienios y quinquenios y cómo se perciben en tu nómina.

Índice del artículo

¿No sabes cómo funcionan o no lo ves en tu salario? Quédate a leer este post y conoce más sobre estos excepcionales pluses de antigüedad.

1. ¿Qué son los trienios y los quinquenios?

Por una parte, los trienios son un complemento salarial que se otorgan algunas empresas al acumular una antigüedad de 3 años. Estos pueden ser aplicados por compañías privadas y organizaciones públicas.

En pocas palabras, los trienios son pagos que se le hacen a un trabajador por cada grupo de 3 años que acumulen trabajando.

En cambio, los quinquenios son cuantías abonadas al trabajador por cada lote de 5 años acumulados en la empresa.

Toda la información relativa a el pago de Trienios y Quinquenios en la nomina que percibe el trabajador por parte de la empresa.

2. ¿Cómo funcionan los trienios y quinquenios?

En sí, la antigüedad en una misma empresa o el desarrollo de un mismo cargo público se premia con estás cuantías adicionales. De hecho, son bonificaciones que están sobre el sueldo que se van sumando a medida que se cumplen trienios o quinquenios.

3. ¿Dónde se reflejan estos complementos?

Cada detalle de abono de estos suplementos debe estar reflejado en el convenio colectivo si es una empresa privada. En cambio, si se trata de una administración pública se puede encontrar en el Estatuto Básico del Empleado Público.

Además, este plus de antigüedad puede ser visto en tu nómina, dependiendo de lo que establezca la empresa. Por lo tanto, podrás observar si recibes trienios o quinquenios y su cuantía total.

4. Los trienios o quinquenios en las empresas privadas

Es importante aclarar que no todas las empresas abonarán algún trienio o quinquenio a sus trabajadores. De hecho, esto varía, por lo que depende de la actividad política y puesto ocupado en tu trabajo.

Otro punto para considerar en estos casos es el convenio colectivo, ya que debe establecer este complemento como un derecho de cada trabajador de la empresa. 

Además, debe acordar que el cobro se realiza cuando se ha acumulado un periodo de años trabajando en la misma compañía.

5. ¿Cuánto se recibe por cada trienio o quinquenio?

En sí, es posible encontrar casos en dónde se contabilicen los trienios, cuatrienios o quinquenios. Sin embargo, el abono que se recibe por cada uno corresponde a cierto porcentaje que se aplica sobre tu sueldo base.

En la mayoría de los casos, los trienios suelen abonar 5% por cada grupo de 3 años. Dado esto, si transcurren 6 años trabajando en la misma empresa, el pago que corresponde se suma al que ya se aplicó en el trienio anterior, y así de manera sucesiva.

Tabla de ejemplo de las cuantías correspondientes al pago de trienios y quinquenios en el convenio del metal.

6. ¿Qué sucede si la empresa se niega a darme el trienio o quinquenio?

Cómo dijimos anteriormente, no todas las empresas ofrecen este complemento a sus empleados. En los casos dónde la empresa sí cuente con este beneficio, pero se niegue a reconocerlo, el trabajador podrá solicitar asesoramiento.

Es decir, puedes recibir asesoría de MAPFRE con el Seguro de Defensa Jurídica. Además, podrás presentar una papeleta de conciliación en el juzgado que corresponda a tu comunidad.

7. El trienio y quinquenio de los funcionarios públicos

A diferencia de las empresas privadas, los trienios y quinquenios son habituales en los empleados de la administración pública. De hecho, están reflejados en una Ley establecida por el estado.

8. ¿Qué funcionarios pueden recibir los trienios?

Esta cantidad deberá ser igual para cada grupo o subgrupos de clasificación profesional. Además, si no se tiene un subgrupo específico, se puede tomar los trienios por cada 3 años de servicio.

9. Algunas normas de los trienios para funcionarios y quinquenios

Desde el punto de vista general, todos los trabajadores que laboren en situación de servicios especiales pueden recibir esta prestación sin ningún perjuicio. De hecho, recibirán las retribuciones del puesto o cargo que desempeñan sin problema alguno.

Por otra parte, esto también se aplica cuando se tiene una excedencia por cuidado de hijos o de un familiar. Asimismo, este plus puede ser abonado tanto a trabajadores eventuales como a los interinos.

10. La incapacidad temporal y los trienios

En caso de que quedes bajo una incapacidad temporal, por algún motivo justificable, el derecho de recibir un trienio no se suspende. Dado esto, los periodos para cuidar hijos, familiares o de recuperación por contingencias son computables para el cálculo de la antigüedad.

11. ¿Y si he trabajado en dos grupos diferentes como funcionario?

Por otra parte, si eres funcionario y has formado parte de dos grupos funcionariales diferentes en estos 3 años del trienio, se consolidará aquel que sea superior. Es decir, la Ley establece que se tomará en cuenta el trienio del grupo superior al que se le prestó el servicio laboral.

12. ¿Es necesario tener un contrato indefinido para comenzar a contar los trienios y quinquenios?

No. El inicio de este derecho comienza desde el día en el que se firma el primer contrato temporal con la empresa.

Por ello, no hay que esperar a tener un contrato indefinido para comenzar a contar la antigüedad para tu trienio o quinquenio.

Aunque es importante que durante este periodo no laboral con la empresa no se hayan formalizado contratos con otras compañías u organizaciones.

13. ¿Cuándo puedo ver el trienio o quinquenio en mi nómina?

Puedes tener acceso a este derecho a partir del momento en que se cumpla el último día del tercer año trabajado en la empresa. Aunque, lo más común es que se comience a cobrar desde el primer día del año en el que cumples los 3 años laborando.

Sin embargo, no todos saben que se toma el periodo de pruebas al momento de acumular está antigüedad. Por ende, es un dato que debes tener en cuenta en todo momento.

14. ¿Es necesario solicitar estos pluses de antigüedad?

En sí, no es necesario solicitar el trienio y quinquenio, ya que se aplica por defecto. Aunque, puede darse el caso de que la empresa necesite de un proceso de solicitud para activar este beneficio.

En estos casos podrás solicitar tu trienio a la parte encargada de la gestión de nóminas de tu lugar de trabajo. Si no recibes respuestas puedes presentar una papeleta de conciliación ante el juzgado de lo social para tramitar este derecho.

Sin embargo, hoy en día son muchos los convenios colectivos que no anexan este complemento en sus contratos, ya que no tiene relación con su productividad. Por ello, debes investigar si tú empresa es uno de estos o si cuenta con un plan de pensiones distinto.

15. ¿Qué se tiene en cuenta para el cálculo de trienios y quinquenios?

Se ha dicho que ambos complementos se otorgan al llegar a los 3 o 5 años trabajando en la misma empresa. Sin embargo, la realidad es que existen condiciones o excepciones que afectan el cálculo de antigüedad de este beneficio.

A continuación, algunos puntos que se deben tomar en cuenta para que calcules tu tiempo de antigüedad para cobrar trienios y quinquenios:

  • Se contará el tiempo que se haya tenido con contrato en prácticas o en formación laboral.
  • También se contabiliza el periodo que se haya estado en prueba.
  • El tiempo transcurrido en excedencia forzosa, por cuidado de hijos o familiares.
  • Si se viene de una cesión ilegal también cuenta.
  • No es aplicable para el cómputo de la antigüedad el tiempo de excedencia voluntaria, pero sí aquel plazo que el trabajador espera para el reingreso.
  • Si hay sucesión de empresa se respeta la antigüedad conforme al nuevo convenio colectivo.

16. Trienios y quinquenios en diferentes contratos laborales

Cada tipo de contrato puede determinar un conteo diferente de la antigüedad para el beneficio de estos complementos. Por ello, es importante reconocer la concesión de cada relación laboral:

Jornada reducida

Si el trabajador se encuentra bajo jornada reducida por guarda legal, el plus recibido por antigüedad dependerá de lo que trabaje. Es decir, se le pagará el complemento correspondiente en proporción a la jornada que realice.

Contrato de tiempo parcial

En el caso de este tipo de contrato, si se trabaja todos los días, este tiempo es contado independientemente de la jornada. De hecho, se computa su tiempo de vinculación con la empresa.

En cambio, si solo trabaja determinados días a la semana, o ciertos meses al año, solo se cuentan los días efectivos de trabajo.

Contratos fijos-discontinuos

A los trabajadores que desarrollan su jornada bajo este contrato se les computará su tiempo laboral solo los días efectivos, no el de inactividad.

Contratos temporales

Por último, en el caso de los contratos temporales se cuentan todos aquellos periodos laborados (bajo contrato) que se haya tenido con la empresa. Esto siempre que no haya ocurrido una ruptura en la continuidad significativa del tiempo laboral.

Asimismo, no importa si se ha recibido finiquito tras una pausa entre un contrato temporal y otro, ya que suelen ser periodos cortos. Del mismo modo, se sigue computando ese tiempo si se ha cobrado una indemnización por despido improcedente.

17. ¿Cuándo se pierde la antigüedad en una empresa para el cobro de trienios y quinquenios?

La antigüedad en una empresa normalmente se pierde cuando se rompe la relación laboral. Esto sucede ya sea por el fin de un contrato temporal o por causa de un despido.

Aunque, si después del despido la empresa decide volver a contratarte, depende del tiempo de inactividad transcurrido para saber si se ha perdido o no la antigüedad.

En sí, la legislación no ha determinado que tiempo tiene que pasar entre ambos contratos para que la antigüedad llegue a cero. Sin embargo, la jurisprudencia o el convenio colectivo puede determinarlo.

Dado esto, en muchos casos no se rompe el vínculo laboral si esta distancia es menor a un mes, aunque se evalúa que se use un periodo más amplio para perder la antigüedad.

18. ¿Por qué muchas empresas han dejado de abonar los trienios y quinquenios?

En general, el motivo que ha llevado a qué algunos empresarios prescinda de este plus de antigüedad es que no influye en nada a la producción de la empresa. Es decir que, aunque muchos trabajadores llevan años trabajando, no significa que sea de beneficio para la empresa.

Por ello, desde hace un tiempo se ha venido sustituyendo este plus de antigüedad por otros recursos retributivos. De esta manera se busca beneficiar a los trabajadores por su desempeño y papel dentro de la empresa.

19. ¿Se puede renunciar a recibir trienios y quinquenios?

No. Estos complementos son un derecho del trabajador, por lo que no se puede renunciar a estos de manera legal ni mediante un pacto legal o colectivo.

20. Más información

Cómo dijimos al principio de este post, los trienios y quinquenios solo se cobran en caso de que el convenio colectivo así lo establezca. Por ende, no por llevar más tiempo en la empresa tienes derecho a un aumento automático del sueldo.

Es importante que conozcas tus beneficios, el valor de tu nómina y las prestaciones a las que tienes derecho, sobre todo si eres un funcionario público.

21. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *