Saltar al contenido

Todo sobre el desempleo estructural

¿Quieres saber que tipos de desempleo existen? Te mostramos toda la información sobre desempleo estructural, cíclico, estacional y encubierto.

El desempleo o, también denominado, paro es, fundamentalmente, uno de los problemas que afecta a la población que está en edad de desempeñar la labor de trabajar de manera activa. Y que además por circunstancias adversas a la propia voluntad del demandante del mismo, queda privado de realizar esta acción de trabajar.

Desempleo Estructural en España

El paro o desempleo no deja de ser una carencia de oportunidades en el mercado laboral ya que esta situación se presenta en la sociedad cuando existe una alta oferta de demandantes de empleo (los trabajadores en edad laboral activa) frente a una baja oportunidad de trabajo (organismos y/o empresas).

Desde siempre, el desempleo se ha considerado un problema para la sostenibilidad del sistema económico de un país. Además de generar otro tipo de dificultades que afectan no solo al aumento del déficit público sino también al ámbito psicosocial de la población excluyendo de manera discriminatoria en algunas ocasiones al desempleado o demandante de empleo.

1. ¿Qué es el desempleo estructural?

Dentro del desempleo existen diferentes tipos de paro con sus propias características y causas. Las distintas denominaciones que existen sobre el desempleo poseen una naturaleza independiente pero a su vez cada tipo está interrelacionado ya que a nivel global el desempleo, en cualquiera de sus facetas, supone una carencia en el mercado laboral.

El desempleo estructural se produce cuando el empleador requiere una cualificación específica al trabajador y el empleado no supera esas expectativas solicitadas para el puesto de trabajo.

Quedando fuera del mercado laboral y convirtiéndose en una persona en situación de desempleo sin oportunidad de incorporarse a la pirámide laboral o abandonando la misma por dicha falta de cualificación para desempeñar el trabajo demandado.

Este tipo de desempleo está instaurado en nuestra sociedad y tiene difícil solución para que se pueda abolir debido a múltiples factores que lo hacen sostenible en la sociedad.

2. ¿A quién afecta el desempleo estructural?

La población activa más afectada por el desempleo estructural son las personas que cuentan con más de 45 años. Esta franja de la población activa cuenta con una formación inferior a las generaciones más jóvenes por lo que las nuevas tecnologías y otras nuevas formas instaladas en la vida laboral hacen que esta parte de la población tenga más problemas a la hora de desempeñar ciertos puestos laborales.

Pudiendo afectarles de manera significativa y llegar a pasar de formar parte de la población activa al desempleo estructural. Agregando una dificultad añadida para reinsertarse en el mercado laboral, ya que tendrán menos oportunidades de encontrar un futuro empleo acorde a sus habilidades laborales.

Actualmente el desempleo con la pandemia ha causado estragos en muchos sectores de la población, como el turismo y la hostelería.

El teletrabajo se ha impuesto como causa mayor y la población más joven ha encontrado un importante nicho frente a la brecha que están sufriendo los más mayores de la sociedad y que aún están en situación activa de empleo.

No obstante, a pesar de estar más preparados que la población de mayor edad, los jóvenes están también padeciendo las consecuencias de la pandemia. Ya que el acceso al mercado laboral está siendo más complicado por la caída de empleo en múltiples sectores.

Causas del desempleo estructural en España

3. ¿Cuáles son las causas del desempleo estructural?

Las causas fundamentales del desempleo estructural que se enfrentan una parte importante de la población activa se deben a los cambios en la economía de los países que requieren una reducción de trabajadores de empresas de sectores variados.

Aunque además existen factores externos como los, ya anteriormente nombrados:

  • Avances y mejoras tecnológicas que hacen que algunos trabajadores se queden aislados para desempeñar su labor.
  • Políticas gubernamentales como también cualquier otra causa que afecte al correcto desempeño de un trabajo por parte de un empleado.

Hoy en día, es cada vez más común ver la mano del ser humano sustituida por robots y maquinarias que quedan muy lejos de la productividad que pueda ofrecer una persona a pleno rendimiento.

Estas tecnologías robóticas se ven reflejadas en las empresas de manufactura. Siendo las más afectadas en desempleo estructural por este tipo de adquisición de maquinaria por parte de las empresas.

Además de estos factores, los trabajadores se enfrentan a otras situaciones críticas como la imposibilidad de movilidad geográfica o los obstáculos ocupacionales que frenan la reinserción laboral.

En caso de desempleo estructural o cualquier otra circunstancia que haya motivado esta situación para el empleado laboral. En muchas ocasiones, la oportunidad laboral queda lejos de la residencia habitual. Y el traslado del demandante supone un desembolso económico importante al que no puede hacer frente.

4. ¿Cuáles son los indicadores que nos permiten detectarlo?

El desempleo estructural radica en la falta de formación por parte los candidatos. Que optan por un puesto de trabajo al que no pueden acceder por su escaso aprendizaje en la candidatura expuesta por el empresario.

Las ofertas de empleo son un claro indicador para detectar una sociedad en la que el paro estructural domina a una franja importante de la población activa.

El tipo de contrato laboral (por horas, media jornada y/o jornada parcial) hace que sea otro tipo de indicador clave para detectar el desempleo estructural de un país y/o región.

Otro indicador que muestra de manera clara el desempleo estructural es el aumento del paro por parte de un sector de la población. Ya que en muchos casos, los mayores de 45 años se ven en una situación de desempleo por varias razones:

  • Por no poder continuar las exigencias de una empresa sin recibir formación para poder optar a dicho puesto de trabajo.
  • Por falta de tiempo para situarse en la línea de meta y no quedarse atrás con las nuevas formas laborales que se han impuesto por diversas circunstancias como el avance de las nuevas tecnologías y formas de comunicación o la actual situación mundial por la pandemia por coronavirus.
Tasa de desempleo en España

5. ¿Cuál es la tasa de desempleo estructural?

La tasa de paro estructural (TPE) es una tasa de desempleo involuntario. El desempleo estructural nace por la necesidad de las empresas y los cambios de hábitos de consumo que hacen que algunos trabajadores pierdan su puesto de trabajo por no estar lo suficientemente cualificados para desempeñar su trabajo.

La tasa de desempleo es un valor que se da proporcionalmente a las personas activas que pertenecen a un grupo de la población frente a los que están en situación de desempleo dentro de ese mismo grupo de población (edad, hombres, mujeres, población…).

El desempleo estructural es la tasa de desempleo compatible con una inflación de salarios constante o con una inflación de precios constante por lo tanto esta tasa de desempleo está relacionada con los mercados laborales y de bienes.

Actualmente, la tasa de paro está afectando a una franja de la población más joven ya que acceder al mercado laboral está siendo una tarea difícil a causa de la crisis del coronavirus.

La tasa de desempleo estructural se está viendo afectada por las nuevas formas laborales exigidas a consecuencia de la pandemia. Además, los trabajadores están obteniendo dificultades para poder desempeñar su labor de manera correcta como han venido realizando hasta antes de declararse la pandemia mundial.

6. ¿Qué medidas se pueden tomar para combatir el desempleo estructural?

El paro estructural es un tema de gran relevancia para nuestra sociedad. Esta carencia a la que se enfrenta una parte importante de la población, sobre todo las personas mayores de 45 años, supone un retroceso en la economía.

Ya que si el paro estructural continúa subiendo debido a la falta de formación por parte de los trabajadores activos de las empresas, el déficit y la brecha económica de un país puede peligrar.

Entorno socioeconómico

El aumento de la tasa de desempleo es una de las razones por las que las economías empiezan a devaluarse y, por lo tanto, la sostenibilidad socio-económica de ese país puede estancarse. Incluso hasta perder la hegemonía económica que mantiene la pirámide en la que todos los ciudadanos tienen cabida para el funcionamiento correcto de una sociedad desarrollada.

Muchas personas se sitúan en la cuerda floja ante ciertas medidas empresariales difíciles de seguir por parte de algunos trabajadores.

Mercado laboral

Porque el mercado laboral ofrece y exige unas características a los trabajadores o candidatos a los puestos de trabajo ofertados que quedan muy lejos de sus habilidades profesionales por causas que anteriormente se ha manifestado en el apartado tres de este documento.

El muro laboral al que se enfrentan los trabajadores supone una barrera infranqueable. Aunque existen medidas que, si no logran la abolición total de la tasa de desempleo, si conseguirán reducirla gracias a diferentes opciones. De esta manera harán que los trabajadores encuentren una salida ante una posible medida de expulsión laboral por parte de la empresa donde trabaje. Y además acceda como candidato encontrando una barrera que le impida acceder al mercado laboral.

Patronal y sindicatos

Ante este problema, muchos sindicatos han exigido a los políticos gobernantes una serie de medidas para paliar estar crisis laboral.

Además son muchas las empresas que se han sumado a este tipo de medidas preventivas para reducir la tasa de paro estructural. Algunas de estas medidas se basan en la formación continua y constante de los trabajadores de muchas empresas.

La formación es una manera eficaz para ayudar al personal laboral activo y pueda con esta medida, mantenerse al día ante cualquier cambio tecnológico, socio-político o de cualquier índole que le afecte en su puesto de trabajo.

Tipos de contrato

Otra medida muy solicitada por los sindicatos de los trabajadores son los tipos de contrataciones a los que se enfrentan los futuros empleados. Ya que los contratos temporales que les ofrecen las empresas, crean trabajo precario y a su vez no permiten que el trabajador de la empresa pueda continuar su formación.

Con este tipo de contratos temporales, se corta el ciclo de aprendizaje y cuando el demandante de empleo se encuentre en el proceso de búsqueda activa para un puesto de trabajo, tendrá mayores dificultades que otros candidatos. Por hallarse en una franja de la población menos joven que le impide el acceso al mercado laboral frente a otros aspirantes con más posibilidades debido a su formación.

Formación

Una formación dada y/o subvencionada por parte de los empresarios. Y la exigencia de los gobernantes para mejorar el futuro laboral de los ciudadanos en edad activa de empleo. Será la clave para mejorar la estructura socio-económica de un país.

Tipos de desempleos existentes en España

7. ¿Qué tipos de desempleo existen?

Además del desempleo estructural, los trabajadores y/o demandantes de empleo se enfrentan a diferentes tipos de desempleo. Que según su naturaleza y características que hacen que tengan una definición propia para quién se enfrente a esta situación laboral.

Cíclico

Este tipo de desempleo también se denomina coyuntural. El desempleo cíclico tal y como su nombre indica está sujeto a los diferentes ciclos que afectan a la actividad empresarial. Y depende de diferentes vaivenes durante un periodo de tiempo.

De esta manera la expansión y la recesión en una economía afecta sin lugar a dudas al número de parados. Cuando la sociedad funciona y las empresas se encuentran en una fase de expansión, la bonanza económica es palpable.

Y, por lo tanto, el número de desempleados disminuye y, al contrario cuando la recesión se instaura en una economía. Ya que la precariedad afecta a las empresas aumentando considerablemente la tasa de desempleo.

Estructural

En este articulo hemos hecho hincapié a este tipo de desempleo que tiene su origen en los desajustes entre la oferta y la demanda de trabajo. Los empresarios buscan un perfil profesional inexistente ya que el candidato no obtiene un grado de cualificación que le haga desempeñar su trabajo correctamente.

Este tipo de desempleo es preocupante. Porque la falta de formación junto a un exceso de candidatos para una vacante solicitada afecta considerablemente al mercado laboral. Sobre todo para las franjas de población con menos recursos para optar por un puesto de trabajo acorde a sus conocimientos.

Estacional

Este tipo de desempleo nace por las actividades económicas que se realizan durante una determinada época del año. El sector turístico, el comercio y la hostelería en general son los principales sectores afectados por este tipo de desempleo.

En un país plenamente turístico como España, las listas de desempleo bajan cuando aparece la época estival o fechas relevantes en el calendario. Nos referimos a fechas como la Semana Santa o las vacaciones de Navidad.

Además, actualmente, con la crisis por la pandemia por la COVID-19 esta estacionalidad ha quedado sumergida y la contratación está siendo prácticamente nula.

Encubierto

Este caso de desempleo supone una distorsión en las estadísticas ya que existen dos casos diferenciados para este tipo de paro. Por un lado, muchas empresas cuentan con trabajadores a tiempo parcial cuando realmente tienen la necesidad de una jornada completa; por otra parte el desempleo encubierto atañe a los trabajadores que no están desempeñando la labor productiva para la que están destinados.

Este tipo de desempleo afecta a la población activa ya que las capacidades laborales de los trabajadores se ven reducidas por esta forma laboral.

8. Más información

Puedes ampliar información en la página web del Ministerio de Trabajo de España.

9. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *