Jornada parcial: ¿Qué es y cómo funciona?

Jornada parcial: ¿Qué es y cómo funciona?

Actualmente en España hay casi 2,9 millones de ocupados que desarrollan una jornada parcial ya sea por reducción de horas diarios o de días semanales.

Si te acaban de ofrecer un trabajo a jornada parcial, pero aún tienes dudas al respecto, no te preocupes. Aquí te mostraremos todos los aspectos que deberás tener en cuenta antes de firmar tu nuevo contrato de trabajo.

Pro otra parte, también te mostraremos que es lo que puedes esperar y que puedes aspirar en el momento de empezar a trabajar mediante este tipo de contrato, ¡Vamos a verlo!

1. ¿A qué se le llama contrato a tiempo parcial?

Se llama contrato a tiempo parcial a aquel donde se pacta la prestación de servicios por un número de horas inferior a una jornada ordinaria de 8 horas diarias. (40 horas semanales).

Escritorio con un reloj y un café indicando el control de tiempo de las jornadas de trabajo a tiempo parcial.
Información sobre la Jornada a tiempo parcial y sus características legales.

Como particularidad no es necesario que una jornada se reduzca en cierto porcentaje para ser considerada parcial. Solo es necesario que la jornada efectiva sea inferior a la de un trabajador a tiempo completo en el mismo centro de trabajo. En este sentido, al hablar de jornada parcial o inferior, puede traducirse tanto en una reducción del número de horas como de reducción de días de trabajo por semana.

Información adicional

Lo ideal es que al redactar un contrato de trabajo se especifique el horario para dar fe del contrato parcial que se está aceptando. De igual forma, se recomienda incluir una cláusula adicional indicando la flexibilidad que tendrá el contrato en sí. Por ejemplo, si este tendrá turnos rotativos en el horario y cualquier otra particularidad del puesto de trabajo.

2. ¿Qué es una jornada parcial y cuánto debe durar?

En función de lo anteriormente explicado, la jornada parcial se describe como aquella que está por debajo de la jornada a tiempo completo. Esto puede ser aplicado en horas y en días.

Por otra parte, una jornada parcial podrá ser tanto para un contrato indefinido como para un contrato temporal según la modalidad aplicada y los requerimientos de trabajo. Exceptuando los contratos de formación y aprendizaje, además de algunos supuestos de interinidad, es decir, el personal que desempeña su cargo de forma temporal.

Igualmente, las jornadas parciales también pueden ser partidas, no obstante, esto sólo es habitual en empleos relacionados a la hotelería. Puesto que, el personal suele trabajar por turnos.

Información adicional

Por ende, si una jornada completa es de ocho horas, según lo dicta el convenio colectivo, la jornada parcial será menor a ese tiempo. Ahora, si bien no hace falta que sea la mitad exacta, la jornada deberá estar siempre dentro de los límites establecidos por la empresa. De manera que, si un trabajador hace una menos, se considera que este trabajo por jornada parcial.

3. ¿Cómo debe reflejarse la jornada parcial en un contrato?

Aparte de reflejar en el contrato el tipo de jornada que debe realizarse, la jornada de un trabajador podrá ser remunerada por dos factores. Estos son: salario base y horas complementarias.

Al sumar las horas complementarias y ordinarias, el resultado no puede exceder las 40 horas semanales, es decir, una jornada completa. Del mismo modo, la empresa sólo podrá exigir su cumplimiento tras haber pactado dichas cláusulas con el trabajador.

También puede constar por escrito y ser anexado al contrato en el caso de no ser especificado en las hojas oficiales del contrato. El preaviso para esto es de tres días, salvo que se estipule otro período durante el convenio colectivo o por contrato.

Además, sólo aquellos contratos parciales que superen las 10 horas semanales podrán incluir horas complementarias. De este modo, las horas complementarias serán retribuidas por el mismo valor de las horas ordinarias. No obstante, también podrán estar indicadas en el contrato de trabajo como una cuantía superior.

4. ¿Cómo se gestionan los permisos y vacaciones en una jornada parcial?

En general, los permisos pueden disfrutarse de forma proporcional al contrato de trabajo parcial. Por otro lado, el resto podrá gozarse en su totalidad de acuerdo con lo que prevea el convenio colectivo aplicable.

Asimismo, las vacaciones anuales son un derecho que tienen todos los trabajadores por igual. Por lo tanto, a pesar de trabajar a tiempo parcial el trabajador podrá obtener el mismo período de vacaciones que los empleados a tiempo completo. Lo único que se verá reducido es la retribución que dependerá conforme las horas realizadas.

Si un permiso por contraer matrimonio equivale a 15 días para los trabajadores a tiempo completo, esta será igual para los que trabajan a tiempo parcial. Sin embargo, algunos convenios colectivos pueden reducir las horas en algunos permisos de forma muy puntual.

5. ¿Cuáles son las implicaciones que se deben tomar en cuenta al tener trabajadores con jornada parcial?

Todos los derechos y las obligaciones de un trabajador a tiempo parcial son iguales a las de un empleado a tiempo completo. Esto implica: la prevención de riesgos laborales, sanciones, régimen disciplinario aplicado, vacaciones y permisos. No obstante, para generar un contrato de jornada parcial es importante cubrir cada aspecto para evitar inconvenientes. A continuación, explicaremos más a fondo cada uno de ellos:

Control horario

Primeramente, el control horario debe ser obligatorio para los trabajadores de jornada parcial. De igual forma, a fin de cada mes deben especificar las horas que han trabajado junto a la nómina que refleje el salario. Si el trabajador realizó horas complementarias, también deberá especificarlas y el motivo de ello.

Períodos de prueba

En cuanto a los períodos de prueba, estos también deben ser iguales para los trabajadores con contrato a tiempo parcial o completo. Además, la duración de cada uno será decisión de la empresa o convenio colectivo, tal como mencionamos en apartados anteriores.

El tiempo efectivo de un trabajador en período de prueba que trabaja bajo un contrato de jornada parcial es inferior. Por consiguiente, si el período de prueba es de 15 días el trabajador a tiempo completo deberá cumplir 15 días de ocho horas. En cambio, el trabajador a tiempo parcial hará los mismos 15 días, pero de cuatro horas cada uno.

Paro y jubilación

Para calcular las prestaciones por desempleo y jubilación hay que aplicar una serie de parámetros, como la base reguladora. Dicha base parte del salario bruto que la empresa otorga al trabajador. Por ende, los empleados con contrato parcial siempre perciben prestaciones inferiores no por el tiempo, sino por el salario.

6. ¿Cómo se gestionan las horas complementarias o extras en las jornadas parciales?

En realidad, un trabajador a tiempo parcial no puede hacer horas extraordinarias, por lo tanto, siempre debe recurrir a las horas complementarias. Así, toda prolongación de una jornada parcial que conlleve horas extraordinarias queda prohibida a no ser que haya motivos de fuerza mayor.

Ahora, para que existan las horas complementarias el trabajador y la empresa deben llegar a un acuerdo y dejar constancia de ello. En consecuencia, el trabajador podrá alargar su jornada en horas ordinarias tal como se estipule en el pacto realizado. Sin embargo, nunca podrá superar el 30% de las horas que el trabajador posee en su contrato.

¿Cuándo y cómo se debe implementar el pacto de horas complementarias?

El pacto en sí suele regularse con cierta flexibilidad, ya que la empresa no siempre sabe, a ciencia cierta, cuántas horas complementarias necesita cubrir. Pese a ello, la empresa siempre tendrá que avisar al trabajador al menos tres días antes de hacerse efectiva la prolongación de su jornada.

De este modo, el pacto de las horas complementarias podrá efectuarse durante la contratación, o en su defecto después de establecerse el horario de la jornada parcial.

Finalmente, al realizarse el pacto, este deberá ser registrado en las oficinas de empleo SEPE durante los diez días posteriores a su entrada en vigor.

¿Cuándo caduca el pacto?

El trabajador podrá rechazar el pacto una vez se cumpla un año de la firma del pacto de horas complementarias. No obstante, para ello el pacto tendrá que haberse realizado al momento inicial de la contratación.

Igualmente, el trabajador tendrá 15 días hábiles para exponer sus razones de rechazo, bien sean: familiares, otra propuesta de trabajo, por formación, etc.

¿Qué ocurre al superar las horas complementarias del pacto?

La acción de exceder las horas complementarias establecidas en el pacto se traduce en una infracción.

7. ¿Cómo puedo pasar de un contrato a jornada parcial a uno de jornada completa?

Así como ocurre con otras decisiones, un cambio de contrato de trabajo de tiempo parcial a completo requiere del consentimiento de ambas partes. Es decir, la empresa y el trabajador, ya que se considera una renovación contractual.

Claro que, ningún trabajador está obligado a hacer un cambio de contrato, aunque a la empresa le interese más la opción de una jornada ordinaria. Por ende, el rechazo no debe ser motivo de despido para el trabajador. Conjuntamente, ningún empleado podrá ser obligado a aceptar una baja voluntaria por rechazar una propuesta.

De igual forma, si un trabajador trabaja bajo un contrato de jornada completa, no podrá ser obligado a cambiarse a una jornada parcial.

En última instancia, lo que puede hacer la empresa es llegar a un acuerdo con el trabajador. También está la alternativa de contratar a una persona para que trabaje las horas que faltan por cubrir.

8. ¿Cómo se calculan los días cotizados de una jornada parcial?

En el caso de una jornada laboral completa cada día de trabajo es equivalente a un día de cotización. Ahora, en el caso de una jornada parcial el cálculo debe computarse de la siguiente forma:

  • Si la jornada parcial es inferior a cinco días semanales se multiplica por 1,4 los días trabajados.
  • Si la jornada parcial es de cinco o más días semanales se realiza del mismo modo que la jornada completa.

Por ejemplo, si trabajas 2 días a la semana durante 5 horas cada día, en un período de 3 meses habrás trabajado 120 horas. En consecuencia, la cotización será el resultado de multiplicar 24 días del mes por 1,4, es decir, 33,6 días.

Pulsa sobre el siguiente enlace si deseas conocer cuantos días cotizados tienes actualmente a la Seguridad Social

9. Más información

10. Otros enlaces de interés

Doble Titulada con Grado en Educación Social y Grado en Información y Documentación por la Universidad de Salamanca.
Experta gestora, administradora y tesorera de recursos económicos en la empresa privada durante más de 3 años.

Deja un comentario