Saltar al contenido

Presentación IRPF Modelo 145: un formulario indispensable

El nombre completo de este formulario es «Modelo 145 de retenciones sobre rendimientos del trabajo». Mediante este podrás comunicar a la empresa para la cual trabajas todos tus datos personales y familiares, los cuáles determinarán el Impuesto sobre la Renta para las Personas Físicas.

Pero ¿En qué consiste este modelo y como puedo rellenarlo? En este post te ayudaremos a tramitar y completar este formulario para que puedas estar al día con tus retenciones y cobros de renta. 

1. ¿Qué es el modelo 145?

Este es un formulario que corresponde a la Agencia Tributaria, está relacionado directamente con el IRPF, el cual es el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. 

A través de este modelo, podrás comunicar a la empresa, o a tu pagador sobre tu situación personal y familiar. De esta forma se podrá determinar el porcentaje de retención del impuesto que se deberá aplicar a tu nómina.  

Por esto, es un procedimiento habitual para toda la plantilla laboral de una empresa en suelo español.

Información relativa al modelo 145 correspondiente a la tributación por IRPF (Impuesto de la Renta sobre las Personas Fisicas)

2. ¿Para qué sirve el modelo 145?

En sí, este es un documento que será clave para tu declaración sobre la renta. Esto se debe a que se aplicará mensualmente sobre tu nómina mediante la retención del IRPF. 

Por ello, este modelo es indispensable para que puedas recibir un mayor o menor salario neto.

De forma general, la empresa para la cual trabajas tiene la obligación de retener cierto porcentaje de tu sueldo para saldar los impuestos de tu declaración de la renta. 

Dado esto, tu situación familiar o personal influirá al momento de calcular el monto final que será retenido.

Por ejemplo, si tienes personas a tu cargo, una familia numerosa o una discapacidad, son motivos para evaluar y así determinar tu monto retenido para el IRPF.

3. ¿Quiénes deben presentar el modelo 145?

En general, deben presentar el modelo 145 todos aquellos trabajadores, tanto nuevos como regulares, siempre y cuando hayan tenido una variación durante el año. 

Esto quiere decir que deberás rellenar el modelo siempre que comiences un nuevo empleo o cuando hayan ocurrido cambios en tu situación personal o familiar que puedan suponer una retención distinta del IRPF.

4. ¿Los trabajadores autónomos deben presentar el modelo 145?

Si eres autónomo deberás presentar este modelo de manera obligatoria en ciertas circunstancias asociadas con Hacienda. Por ejemplo, será requisito para solicitar prestaciones por culminación de actividad u otros trámites.

5. ¿Cuándo se debe rellenar el modelo 145?

Lo más habitual es que entregues el modelo 145 cuando comienzas a trabajar en una empresa o los primeros días del año cuando ya eres un trabajador activo. 

Esto sucede con el cambio de ejercicio fiscal, cuando le corresponde a la empresa actualizar los datos de cada empleado. Esto con el fin de calcular las retenciones del IRPF correspondientes. 

En caso de que se produzcan cambios o circunstancias que debas modificar, tendrás un plazo de 10 días para comunicárselo al pagador. Si quedan menos de 5 días para el pago de nómina mensual, tu nueva retención se verá reflejada a partir del siguiente mes después de la comunicación.

Sin embargo, es común que a muchos empleados se les olvide informar a la empresa sobre cambios en su situación o desconocen cómo hacerlo. En estos casos, la misma compañía solicita que los trabajadores completen el modelo al final de cada año.

Así pueden recoger las vacaciones producidas y se prosigue a dar lugar al cambio de retención en tu nómina. 

Por último, si no se producen cambios en tu situación familiar o personal, no será necesario informar algún cambio al pagador. 

6. ¿Cómo se presenta el modelo 145 en caso de variación de datos?

Si cambia tu situación familiar o personal después de haber presentado un modelo 145 previo podrás presentar de nuevo el formulario sin problema alguno. Aunque es necesario que esto implique un menor tipo de retención.

Un ejemplo de esto es el nacimiento de un hijo, tanto en caso de la madre como del padre.

Estás modificaciones surtirán efecto una vez que se realice la comunicación. Aunque para esto, deben quedar al menos 5 días para la confección de la próxima nómina. 

En otra circunstancia, si el cambio de tu situación supone la aplicación de una retención mayor, deberás notificar el cambio en un periodo de 10 días naturales desde que éste aconteció.

El nuevo porcentaje de retención de impuestos se aplicará en la siguiente nómina, siempre que el plazo antes de que ésta se pague sea, de mínimo, 5 días.

7. ¿Qué sucede si no se presenta el modelo 145?

Si decides no comunicar a la empresa alguno de los datos que pide el modelo 145, experimentarás consecuencias en el monto final de tu nómina. Por ejemplo, la retención que se te va a descontar de tu sueldo puede resultar mayor a la que realmente te corresponde. 

En este caso, puedes recuperar la diferencia entre ambos montos. Esto siempre que presentes una nueva declaración de renta al demostrar lo que te tocaría pagar por tus circunstancias. 

Además, si incluyes datos falsos, inexactos o incompletos en el formulario, puede acarrear consecuencias en el cálculo de retenciones. 

Del mismo modo, si ocultas informaciones que ocasionan una retención superior a la que ya pagas, estarías cometiendo una infracción tributaria. Esta puede ser sancionada con una multa, que varía entre 35% o 150% del monto que te hubiese tocado retener por este motivo. 

En sí, cualquier dato incorrecto en el formulario será tu responsabilidad, cuyas consecuencias sólo podrás asumir tu y no la empresa. Esto se debe a que la compañía solo tiene el deber de calcular tu porcentaje de interés según la información que has presentado. 

8. ¿Cómo se rellena el modelo 145?

El modelo 145 es sencillo de rellenar, ya que sólo necesitarás datos de tu situación familiar, personal y de la empresa. Este formulario consta de siete partes que deberás completar. 

A continuación, lo que debes saber de cada parte a rellenar del modelo 145:

Parte 1: identificación y situación familiar

En esta parte debes comenzar con tus datos personales, como tu identificación, nombre, apellidos, DNI y fecha de nacimiento. 

Luego, deberás indicar tu situación familiar, la cual puede estar sujeta a tres posibilidades:

  • Personas solteras, viudas o separadas con hijos menores a 18 años, o mayores que estén bajo su patria potestad por motivos de discapacidad. 
  • Personas casadas cuyos cónyuges ingresen más de 1500€ a la unidad doméstica. Esta situación también incluye a aquellas personas con hijos. 
  • Todos los contribuyentes que no pertenezcan a alguna de las situaciones anteriores. 

Para rellenar este campo solo deberás marcar la opción que describa tu estado

Por otra parte, en este primer apartado deberás marcar la casilla correspondiente si cuentas con un grado de discapacidad mayor al 33%. Igual debes marcarla si tienes un grado igual o superior al 65%, necesitando así ayuda de terceras personas para movilizarte. 

 Por último, deberás marcar tu movilidad geográfica si has encontrado un trabajo en donde te ha tocado trasladar tu domicilio a una nueva localidad. 

Parte 2: hijos y otros descendientes

En esta parte deberás rellenar los campos indicados en caso de que tengas hijos o descendientes con una edad menor a 25 años. Para que puedan aplicar deben vivir contigo y no tener ingresos mayores a 8000 euros al año, esto incluye tanto a tus propios hijos como a nietos. 

En caso de que tus descendientes vivan solo contigo, sin ningún tipo de custodia compartida, debes marcar la casilla de cómputo por entero de hijos o descendientes. 

De esta manera la empresa conocerá cuál es tu mínimo familiar y personal para determinar las retenciones en tu nómina. 

Parte 3: ascendientes

Esta parte del modelo está reservada para aquellos trabajadores que tengan ascendientes a su cargo, ya sean sus padres o abuelos. Estos deben ser mayores a 65 años y no deben contar con rentas mayores a los 8000 euros al año. 

También debes consignar aquí a aquellos parientes que vivan contigo y tengan alguna discapacidad, aunque aún no tengan los 65 años. 

Igual que el apartado anterior, este dato puede alterar tu mínimo personal y familiar, lo que puede aumentar tu renta y con ella las retenciones que deben aplicarse. 

Parte 4: pensiones y anualidades por alimentos

Si estás en la obligación de pagar un monto alimenticio a tus hijos o compensatoria a tu cónyuge, deberás indicarlo en esta parte. Aunque solo tendrá validez si son derivadas de una decisión judicial. 

Por tanto, si solo se trata de un acuerdo verbal entre ambas partes, estas pensiones no te tomarán en cuenta en el modelo 145 para computar la renta.

Parte 5: deducción por la financiación ajena de tu vivienda

Siguiendo con el relleno del formulario, en el apartado 5 deberás indicar si realizas algún pago por la compra o rehabilitación de tu vivienda usando una hipoteca. Aunque, esto solo se aplica si compraste la vivienda antes del 2013 y si tus ingresos no superan los 33.007,2 €.

Parte 6 y 7: firma, fecha y acuse de recibo

Estos dos últimos apartados corresponden a la firma de la empresa y del trabajador por igual. Además, se añade un acuse de recibo, en donde consta que has entregado el modelo. 

Esto se debe a que la obligación de la empresa es la de retener, y debe hacerlo según los datos que figuran en el formulario. 

9. ¿Dónde hay que presentar el modelo 145?

Como ya hemos aclarado anteriormente, este modelo no se presenta ante la Agencia Tributaria, sino que se hace entrega del formulario a la empresa pagadora. Será esta misma entidad la que conserve una copia del modelo para ponerlo a disposición de Hacienda si llega a ser necesario. 

Además, una vez que se realice la declaración de renta, la Agencia Tributaria compara las retenciones que has abonado con los montos calculados por la empresa. Si te han cobrado más de la cuenta, se te devuelve una diferencia y, si te han retenido menos, será tú el que pague lo que resta. 

10. ¿Dónde puedo conseguir el modelo 145?

Normalmente es la empresa la que facilita el modelo a finales de año o durante el proceso de contratación. Sin embargo, si no te lo han otorgado y necesitas rellenar el modelo, puedes descargarlo desde la Web de la Agencia Tributaria.

11. ¿Por qué es importante rellenar este modelo? 

En sí, este modelo es la base que emplea Hacienda para calcular tu retención del IRPF, algo fundamental para la declaración de la renta. 

Por lo tanto, si has comunicado correctamente la información en este modelo, podrás contar con tus retenciones al día y con los montos adecuados. 

Además, como la empresa es el medio de comunicación entre la agencia tributaria y tú, la modificación y parte de tus datos pueden estar a tu alcance para corregirlos. 

Modelo 145 Modificación del IRPF

12. Algunas consideraciones que debes tener en cuenta

Además de todo lo que hemos dicho sobre el modelo 145, hay ciertos puntos que debes considerar. Estos tienen que ver con otras sanciones y modificaciones al formulario en general. 

Entre las consideraciones más importantes tenemos:

  • Es importante modificar los datos relativos a la situación familiar, ya que es necesario actualizar cualquier cambio sobre la maternidad o paternidad del solicitante. 
  • El documento se debe entregar de manera obligatoria a la empresa, sobre todo si es la primera vez que trabajas para ella. 
  • No será necesario actualizar el modelo si no ha variado tu situación, asimismo, no será indispensable si tus datos son los mismos del año pasado. Aunque sí deberás informar a la empresa que todo sigue igual. 
  • Si hay un error, voluntario o no, del modelo, puedes recibir una multa con un porcentaje superior al retenido. Por esto, es importante que revises muy bien tus datos antes de firmar el documento. 
  • En caso de que solicites una ayuda, debes presentar el modelo de forma online ante la mutua. Esta es la entidad que gestiona tus prestaciones, aunque también puedes presentar el formulario ante la organización que cuente con la ayuda que te ha beneficiado. 

Cómo puedes ver, este es un modelo esencial para que puedas gestionar y establecer tus datos ante la empresa y, por consiguiente, ante Hacienda. Con esto podrás determinar tus retenciones y el monto bruto de tu nómina como trabajador en cualquier empresa.

13. Más Información

14. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.