Saltar al contenido

Excedencia forzosa para cargos y deberes públicos

Son muchos los motivos que pueden hacer que un trabajador solicite un tiempo o excedencia durante su vida laboral. Para ello, es necesario establecer una situación concreta como causa de la suspensión del contrato, como en el caso de la excedencia forzosa.

A diferencia de la excedencia voluntaria, este cese de la relación laboral responde al llamado de una responsabilidad mayor, de carácter público o político. Por ende, su solicitud es más específica, pero logra proteger mejor al trabajador ante varias circunstancias.

En este artículo abordaremos sobre todo lo que debes conocer para gestionar una excedencia voluntaria o excedencia forzosa de manera acertada. Además, resolveremos las dudas que, tanto tú como otras personas, han tenido sobre esta suspensión temporal de trabajo.

1. ¿Qué es una excedencia forzosa?

La excedencia forzosa es uno de los tipos de excedencia laborales que pueden aplicarse según el Estatuto de los Trabajadores de España. Esta se define por ser una suspensión temporal de un contrato por un motivo que suele ser de obligación para el trabajador.

De manera más concreta, la excedencia forzosa es aquella en donde el trabajador debe dejar su puesto de trabajo por un tiempo. Esto para encargarse de un cargo público o un deber del mismo tipo. 

Por ello, su duración y procedimientos son variables, incluso la relación laboral sigue existiendo después de haber cumplido dicha tarea.

Solicita la excedencia Forzosa en tu trabajo para ocupar un cargo público o sindical

2. Causas que provocan una excedencia forzosa

Este procedimiento está reflejado en la ley para que el trabajador conserve su derecho a mantener su puesto y sus prestaciones. Esto en el caso que haya sido elegido para un cargo público temporal. 

Por ende, es importante reconocer cuáles son las causas reales que permiten que un trabajador deje su puesto:

  • Haber sido designado para un cargo público que le imposibilita la asistencia regular a su jornada laboral.
  • Abordar funciones sindicales de carga provincial o de orden superior en el territorio.
  • Optar por ejercer un deber público.

¿Por qué pedir una excedencia forzosa para ejercer un cargo público o sindical?

En sí, un cargo público es aquel al que se puede acceder al ser elegido o designado por un tiempo determinado y con fines políticos. Como resultado, tiene las siguientes características:

  • Son de carácter temporal y no son considerados permanentes o de carrera. 
  • Se accede a ellos por designación o nombramiento por medio de una autoridad.
  • Abarca cargos políticos con responsabilidades y poder de decisión en trámites administrativos.
  • No están incluidas las labores como funcionarios o empleados públicos.

Algunos de los puestos comprendidos como cargos públicos son:

  • Ministros
  • Secretarios generales y subsecretarios
  • Directores generales
  • Defensor de pueblo
  • Delegados de gobierno
  • Directores provinciales, concejales o asesores de grupos políticos.
  • Coordinadores de comunidades autónomas.

Es importante que tengas en consideración que los directores de empresa pública o administradores privados con capital público no son cargos aceptados en este grupo. 

Labores sindicales

En el ámbito sindical, los trabajadores que realicen funciones en esta rama pueden solicitar la excedencia forzosa sólo si pertenecen a organizaciones representativas.

Es decir, es necesario que la organización sindical sea provincial, autonómica o estatal. Por ende, la empresa está en la obligación de aceptar esta excedencia para el tiempo que dure la función sindical del trabajador.

La excedencia forzosa para el cumplimiento del deber público.

Anteriormente declaramos que los deberes públicos son unos de los principales motivos para solicitar este tipo de excedencia. Esto se debe a que dicha labor no permite que el trabajador asista de manera continua a su puesto normal.

Por ello, es motivo de excedencia la incapacidad de cumplir al menos el 20% de la jornada laboral durante 3 meses. De hecho, al considerar que los deberes demandan mucho tiempo, es lógico que se tome este periodo de pausa en el trabajo.

4. Características de la excedencia forzosa

Este proceso cuenta con ciertos aspectos que logran que se logre con total eficacia. Esto se debe a que es necesario que tanto el trabajador como el empresario conserven la mejor relación laboral, aunque haya una suspensión de carácter mayor.

Las principales características de esta excedencia son:

  • La empresa tiene la obligación de conceder este tipo de excedencia si está acreditada.
  • No existe un requisito formal para solicitar este procedimiento.

La duración de la excedencia depende del tiempo que se debe invertir en el cargo público, por lo que depende enteramente de los parámetros fijados para el nuevo puesto.

5. ¿Cuánto dura la excedencia forzosa?

En términos generales, la reincorporación del trabajador a su puesto en idénticas condiciones sucede luego de que finalice el tiempo de suspensión. Por ende, el empleado puede gestionar esta solicitud dentro de los 30 días posteriores a la culminación del empleo público.

Además, la duración de esta excedencia seguirá tomándose en cuenta para el cálculo de la antigüedad, por lo que siguen contando cómo días trabajados.

6. ¿Qué condiciones se establecen durante la excedencia forzosa?

Aunque bien se sigue computando el tiempo de excedencia para la antigüedad, también se aplicarán ciertas condiciones que afectan económicamente al trabajador.

En primer lugar, el empleado no recibirá salario ni pagas extras durante este periodo.  Además, este tiempo no se tomará en cuenta para calcular el finiquito en caso de que el trabajador sea despedido en un futuro.

Asimismo, la persona no acudirá a su puesto de trabajo, y la empresa no cotiza ante la seguridad social por ese periodo. En consecuencia, el trabajador se encontrará en estado de alta ante este organismo hasta que se pueda reincorporar a sus funciones laborales.

Dado esto, el estado de excedencia actúa como un cese de relaciones laborales o un despido, pero con la diferencia de que la empresa debe incorporar a su puesto.

7. ¿Cómo se solicita la excedencia forzosa?

Aunque no es obligatorio solicitar esta excedencia de forma directa y con gran antelación, si es recomendable que se realice para formalizar el procedimiento. Por ello, es importante que lo notifiques por escrito y se anexen estos datos:

  • Dia de inicio de la excedencia
  • Datos personales como el nombre y DNI.
  • Datos e información de la empresa
  • Situación y motivo por el que solicita la excedencia.
  • Lugar y fecha en la que se realiza la solicitud.
  • Firma de ambas partes, tanto del trabajador como de la empresa.

Es importante que se guarde una copia firmada por la empresa, ya que sirve de garantía ante un despido injustificado o por algún problema durante la reincorporación.

8. ¿Qué sucede si ya estoy bajo excedencia voluntaria?

En caso de que estés bajo un tiempo de excedencia voluntaria y quedes asignado para un cargo público o sindical, puedes aplicar a la excedencia forzosa.

En sí, puedes pasar de un término a otro, esto siempre que cuentes con acreditación necesaria y notifiques a la empresa por escrito sobre el cambio de situación.

9. La reincorporación después de excedencia

Aunque es una duda común, la realidad es que cualquier trabajador que haya pasado por una excedencia forzosa tiene el derecho a recuperar su puesto de trabajo. Esto bajo las mismas condiciones y con el mismo grupo profesional.

En sí, después de finalizar el cargo público o sindical, el trabajador debe reincorporarse antes de los 30 días siguientes. Para esto, se debe notificar a la empresa por escrito.

En caso de que la empresa se niegue o, incluso, decida despedir al trabajador, éste podrá denunciar y gestionar un despido improcedente de manera judicial.

10. ¿Qué pasa si no se notifica la reincorporación?

Si no se realiza esta acción o el trabajador olvida informar sobre la reincorporación, se entiende que este dimite del trabajo.

Al considerarse un abandono del puesto, el trabajador pierde cualquier derecho, como el de pedir una indemnización o prestación por desempleo. Esto por qué, en efecto, se hablaría de una baja voluntaria.

11. ¿La empresa puede obligarte a solicitar una excedencia forzosa?

Esta alternativa está estipulada en la legislación española, por lo que no es un procedimiento que se realice a la ligera. Por ende, son pocas las circunstancias en la una empresa puede hacer solicitar a sus empleados que gestionen esta excedencia.

De forma objetiva, una empresa sólo puede exigir este trámite cuando el cumplimiento del nuevo cargo público o sindical imposibilite o interfiera en el desempeño del cargo del trabajador. Aunque, se considera que, para que esto pase, el trabajador necesita incumplir al menos el 20% de sus horas laborales en un mínimo de 3 meses.

12. ¿Es posible solicitar una prestación por desempleo cuando se está bajo excedencia forzosa?

Aunque muchos piensen que ambas situaciones son compatibles, la realidad es que la excedencia forzosa no es una situación legal de desempleo.

Incluso, ante un cargo público, sindical o deber público es inadmisible esta prestación. De hecho, en el caso de un cargo público es menor procedente, ya que se asume que esto implica laborar en otra empresa directamente.

13. ¿Qué sucede con los pagos acumulados antes de la excedencia forzosa?

Es importante aclarar que esta excedencia no elimina o suprime de ninguna forma tus derechos como trabajador. Por ende, la empresa debe pagar todo lo adeudado justo antes de comenzar la excedencia.

Dado esto, se verá abonado lo pendiente del mes en curso, pagas extras o vacaciones que no se han disfrutado. Todo esto sin que se considere como un finiquito, ya que el contrato laboral sigue activo. A estos pagos se le conoce como liquidación de haberes.

14. Importancia de la aceptación de la excedencia forzosa

Para que esta excedencia se aborde de manera correcta, es importante que la empresa emita una respuesta con respecto a la petición. Para ello, debes esperar una confirmación de esta para tenerla de garantía.

En caso de no responder, tienes la opción de demandar ante un juzgado de lo social para que se te sea reconocida la excedencia. Además, la empresa se verá obligada a abonar una indemnización por daños y perjuicios ocasionados durante este proceso.

Cómo puedes ver, este tipo de excedencia no puede ser techada ni ignorada por ninguna empresa, sobre todo si has comunicado correctamente tus intenciones y tu nueva labor.

La excedencia es un proceso que, aunque esté planificado y sustentado legalmente, conlleva cierto riesgo. Lo más temido por todos es que, pasado un tiempo, la empresa cubra la vacante contratando a otra persona.

Por esto, es importante que conozcas todos tus derechos que corresponden a esta situación de inactividad laboral. asimismo, lo ideal es que consultes con gran detalle antes de informar tu necesidad de excedencia para así conocer la dinámica, tanto de la empresa como la que ofrece la Ley española.

15. Más información

  • Puede conocer más detalles sobre la norma de la excedencia forzosa consultando el estatuto de los trabajadores o el convenio colectivo correspondiente a sus sector.

16. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *