Saltar al contenido

Excedencia voluntaria y su relación con la empresa

Una excedencia, como bien se sabe, es una solicitud para suspender durante un tiempo una relación laboral. Dependiendo de sus motivos, podemos encontrar muchos tipos de procedimiento, aunque el más común es la excedencia voluntaria.

Como en toda excedencia, el trabajador tiene el derecho de solicitar dicha suspensión alegando algún motivo que pueden o no ser de conocimiento público. Por ello, es un trámite que tiene que realizarse con completo conocimiento y seguridad.

Índice del artículo

Antes de hacer cualquier solicitud, te invitamos a leer nuestro post para que conozcas si cuentas con todos los requisitos necesarios para optar por la excedencia voluntaria.

1. ¿Qué es la excedencia voluntaria?

Es una situación laboral en dónde el empleado solicita de manera voluntaria una suspensión temporal de su contrato. Esto puede realizarse siguiendo motivos personales y familiares.

Por ende, mientras que se esté bajo está excedencia, no existe obligación alguna para que el trabajador realice alguna actividad laboral. Tampoco se cobra salario o se cotiza durante este tiempo.

Aprende a realizar la solicitud de excedencia voluntaria en tu puesto actual de trabajo.

2. ¿Quién regula la excedencia voluntaria?

Está excedencia se encuentra regulada en el Estatuto de los Trabajadores. Puedes encontrar el objetivo y características de este procedimiento en el artículo 46.

Además, puedes encontrar aspectos esenciales de la excedencia voluntaria de manera genérica.

3. Motivos válidos para solicitar una excedencia voluntaria

Aunque hay muchas razones por las cuales pedir una excedencia, sólo aquellas que estén respaldadas podrán tomarse en cuenta. Dado esto, los motivos más comunes por las que un trabajador pide una excedencia son:

  • Cuidar de un hijo recién nacido o en sus primeros meses.
  • Cuidar a un familiar enfermo o de la tercera edad.
  • Estudiar
  • Gestionar una actividad laboral ajena a la relación actual de la empresa.
  • Por necesidad propia del trabajador, ya sea para descansar o para plantear sus objetivos.
  • Iniciar una relación laboral con otra empresa.
  • Comenzar a trabajar en un cargo público.

Aparte de esto, hay muchas razones más. Sin embargo, por más personal que sea el motivo, debe analizarse bien la solicitud para comprender todo lo que acarrea este procedimiento.

4. ¿Cómo se solicita la excedencia voluntaria?

En general, este es un trámite que el trabajador puede realizar sin dificultad alguna, pero asumiendo toda responsabilidad. Para esto, es necesario que el empleado solicite la excedencia por escrito y con cierto tiempo de antelación.

Sin embargo, es importante acotar que no siempre se debe justificar los motivos de la excedencia, ya que no son requisito indispensable para la aprobación de esta.

5. Consideraciones al momento de solicitar una excedencia voluntaria

  • Para que este trámite se realice de manera favorable para ambas partes (empresa y trabajador), deben considerarse dos puntos:
  • El trabajador no debe suspender sus servicios a la empresa hasta que no se le sea concedido el derecho de excedencia.
  • El empleado no puede renunciar a su puesto sin haber comenzado la excedencia.
  • La empresa no podrá negar la excedencia sin una causa específica y de manera unilateral.

6. Requisitos para solicitar la excedencia voluntaria

La excedencia es un derecho al que todo trabajador puede optar. Sin embargo, para acceder a ella es necesario cumplir con estos requisitos:

  • El trabajador debe tener una antigüedad mínima de un año en la compañía. Además, no puede tener en su historial una excedencia de menos de 4 años.
  • Es necesario determinar cuánto tiempo va a durar la excedencia, así como su fecha de inicio y culminación.

7. ¿Cuánto puede durar una excedencia voluntaria?

Aunque este trámite se puede solicitar por un plazo de tiempo indefinido, lo correcto es cumplir con algunos límites. Por lo tanto, este tipo de excedencia puede tener una duración variable:

  • Duración mínima: en sí, una excedencia no puede durar menos de 4 meses.
  • Duración máxima: está no puede durar más de 4 años.

Cómo dijimos antes, después de solicitar tu excedencia, no podrás procesar otra hasta que hayan transcurrido 4 años de la última solicitud.

8. ¿Qué sucede luego de terminar el periodo de la excedencia voluntaria?

Una vez que se cumpla el tiempo estimado de excedencia, el trabajador puede comenzar el proceso de reincorporación. Sin embargo, a diferencia de la excedencia forzosa, la voluntaria trae consigo algunos efectos negativos para el empleado.

Consecuencias de la excedencia voluntaria

Estas son algunas consecuencias que puede acarrear la excedencia voluntaria:

  • Puede no reservarse el mismo puesto de trabajo para la persona. Por ende, la reincorporación instantánea no se asume directamente.
  • El trabajador puede hacer valer su derecho de reintegrarse a la empresa, esto en el caso de existir una vacante similar a la que se cubría antes de la excedencia.
  • Es necesario que el trabajador comunique sus deseos de integrarse nuevamente a la empresa después de finalizar su excedencia. Con esto se busca que el empresario avise cuando tenga una vacante nueva para el empleado.
  • La empresa puede ofrecer un nuevo puesto de una categoría y remuneración inferior al que se tenía antes de la excedencia. Esto sucede por la ausencia de puesto del mismo grupo profesional.
  • En sí, no existe derecho alguno que se relacione con una remuneración para el trabajador.
  • Asimismo, el tiempo que dure la excedencia no se toma en cuenta para el cálculo de antigüedad del trabajador en la empresa.
  • Incluso, si la empresa comunica la negativa ante la reincorporación, el trabajador no tiene la posibilidad de cobrar el paro.
  • Dado esto, es importante que tengas presente que una excedencia voluntaria no garantiza una incorporación posterior a ella.

9. Las excedencias voluntarias más comunes

Aunque anteriormente mencionamos las consecuencias de este procedimiento, existen dos casos protegidos que no producen tales medidas. Estas dos medidas son las siguientes:

Excedencia por cuidado de hijos

Los trabajadores pueden optar por una excedencia con una duración no mayor a 3 años incentivada para atender a un hijo pequeño. Esto aplica para aquellos de naturaleza, adopción, guarda custodia, tutela, etc.

Por otra parte, es común que está excedencia se solicite en los primeros 3 años del niño, ya que se considera un motivo real.

Excedencia por cuidado de familiares

Al igual que la modalidad anterior, una excedencia voluntaria por cuidado de familiares otorga un plazo de tiempo no mayor a 2 años para atender a un allegado.

Esto se gestiona por negociación colectiva y los familiares deben tener hasta un segundo grado de consanguinidad. Además, se pueden justificar razones de edad, accidentes, enfermedad o discapacidad como razón de la excedencia o interés particular.

Derechos adicionales por excedencia por cuidado de hijos o familiares

En el momento en el que el trabajador se acoja a alguna de estas modalidades, tendrá a disposición ciertos derechos que son comunes en ambos casos. Por ello, es importante evaluar el trámite correcto en ambas para gozar de acuerdos justos con la empresa en estas circunstancias.

Los derechos adicionales se resumen así:

  • La excedencia se puede disfrutar de forma fraccionada, sin continuidad en su duración.
  • Durante el primer año de excedencia se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo.
  • Estos tipos de excedencia voluntaria si computan para efectos de antigüedad en los trabajadores.
  • El trabajador queda protegido de despidos no objetivos.

10. Diferencias entre la excedencia voluntaria y la excedencia forzosa

En sí, la principal diferencia entre ambos trámites es que la voluntaria se inicia a solicitud del trabajador. En cambio, la excedencia voluntaria o excedencia forzosa responde al llamado de un puesto público o sindical para el trabajador.

Asimismo, los requisitos que autorizan para la solicitud de ambos procedimientos varían. Esto último dependiendo de las causas justificadas por las cuales se pide la excedencia.

Además, la excedencia forzosa protege completamente al trabajador, manteniendo así su puesto de trabajo y salario acordado desde el principio, sin necesidad de llegar al finiquito.

11. ¿Qué pasa si la empresa niega la reincorporación estando de excedencia voluntaria por cuidado de hijos o un familiar?

En caso de que la empresa rechace la solicitud de reincorporación, el trabajador podrá optar por iniciar una demanda judicial por despido. Con esto, se puede evaluar la existencia de una vacante adecuada para el trabajador que le ha sido negada.

Por ello, la demanda puede concluir en:

  • Despido improcedente: en este caso la empresa deberá abonar al empleado una indemnización por despido improcedente. Asimismo, deberá readmitir y pagar los salarios acumulados del tiempo que duró el despido.
  • Despido nulo: en este caso la respuesta es una readmisión directa del trabajador. Asimismo, podrá gozar de los salarios acumulados y de una indemnización.

12. Manera de solicitar la reincorporación

Para que la empresa respete el derecho a la readmisión es fundamental que el trabajador solicite su reincorporación a tiempo. Todo esto para garantizar que el puesto sea igual o similar al que tenía antes de la excedencia.

Los requisitos para tramitar el reingreso pueden estar contemplados en el contrato de trabajo o en el convenio colectivo de la empresa. En caso de no estar reflejados, lo mejor será que el trabajador solicite su readmisión con al menos un mes de antelación.

Después, para asegurarse mejor, el empleado deberá repetir su solicitud hasta que aparezca una vacante adecuada para él.

Si no solicitas a tiempo esta solicitud, el empresario podría negar con mayor seguridad.

Por otra parte, al no ingresar la reincorporación, la empresa la toma como una baja voluntaria y se pierde totalmente el derecho al reingreso. Incluso, se toma la misma posición si el trabajador rechaza el nuevo puesto, quedando así descartada la indemnización por despido y el cobro del paro.

13. Algunas preguntas frecuentes

¿Tengo que explicar los motivos de mi excedencia voluntaria?

Como dijimos anteriormente, aunque no es obligatorio, si es recomendable que se especifiquen los más importantes. Esto se debe a que así se certifica que las razones de la excedencia son de fuerza mayor, como el cuidado de hijos o familiares enfermos.

En todo caso, tienes todo el derecho de guardarte para ti mismo los motivos que te llevan a solicitar la excedencia, ya que es un proceso que está bajo el amparo de la legislación.

¿me pueden despedir mientras estoy bajo excedencia?

La respuesta es . La empresa puede notificar si te ha despedido o incluido en un ERE en el transcurso de tu excedencia.

Sin embargo, si el propio despido tiene como razón la excedencia, podrás denunciar un despido improcedente o nulo. Por ello, es necesario analizar bien el caso y razones por la cual la empresa ha decidido cortar la relación laboral.

¿Es necesario esperar que la empresa me responda la solicitud de excedencia?

Sí. En este tipo de excedencia es indispensable la respuesta del empresario, sobre todo para pasar el filtro administrativo aplicado por esta. De hecho, debes tener en cuenta que solo puedes prescindir de la aprobación de la empresa cuando se trata de procesos para el cuidado de hijos o familiares.

Si la compañía no llega a emitir una respuesta, puedes interponer una demanda para que un juez competente haga el reconocimiento. Por ello, si cumples con los requisitos necesarios será un procedimiento sencillo.

Después de esto, podrás demandar una indemnización por la negativa o ausencia de respuesta de la empresa a tu emitida.

¿Es posible ampliar o reingresar a la empresa antes que se cumpla el tiempo de la excedencia?

Con respecto a la ampliación del plazo de la excedencia, se puede solicitar a la empresa. Sin embargo, esta no tiene la obligación legal de conceder más tiempo.

Si la empresa no acepta la prórroga que has solicitado, deberás incorporarte nuevamente a esta cuando se alcance la duración máxima establecida en la solicitud inicial. De hecho, en caso de que no te presentes, se toma como una baja voluntaria.

Del mismo modo, respecto a la reducción, es un procedimiento más limitado. En este caso, queda en manos del convenio colectivo aprobar o no esta solicitud.

Sin embargo, son muy pocas las ocasiones en donde se aprueba una reducción en el plazo de la excedencia.

¿Puedo trabajar en otra empresa si estoy bajo excedencia voluntaria?

, aunque solo deberás contar con un pacto de no competencia con tu antigua empresa, para evitar caer en lo que se consideraría una competencia desleal.

Sin embargo, en la excedencia voluntaria no hay complicaciones mayores para relacionarte con otro trabajo durante ese tiempo. Por ende, podrás laborar, cotizar y, en caso de que te despidan, puedes cobrar la prestación por desempleo.

14. Más información

  • Puedes ampliar la información facilitada en este articulo consultando el convenio colectivo del sector al que perteneces o el propio estatuto de los trabajadores.

15. Otros enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *